La reactivación inmobiliaria es cada vez más estable en la Costa Blanca por el tirón de la demanda de extranjeros y el año acabará con casi 4.000 viviendas nuevas.

 

El Ministerio de Fomento divulgó la pasada semana los datos sobre compraventa de viviendas en la Costa Blanca, también a los ciudadanos extranjeros, cuyo segmento de mercado la provincia lidera, a mucha distancia sobre la segunda del ránking, que es Málaga, con 7.273 operaciones de enero a junio. Esta creciente actividad inmobiliaria del producto acabado, tanto recientemente como casas de segunda mano, está detrás de la más que firme reactivación que está registrando la promoción alicantina. Los empresarios del sector han empezado de enero a julio tantas casas como en todo el año 2014, en concreto 2.538 con una inversión de 167,8 millones de euros.

LAS CIFRAS

3.872
viviendas nuevas empezarán los promotores durante 2015, una cifra que supera un 41% la del año 2014, que ya fue de clara reactivación. Además, no se alcanzaba una cifra semejante desde el año 2008, que acabó con 8.103 casas iniciadas. O sea, antes de la crisis.
52.737
visados expidió el Colegio de Aparejadores en al año 2004. Es el máximo histórico. A partir de ahí, empezó a caer, aunque realmente no lo hizo hasta 2008 con 8.103.
70%
Como ya había anticipado TM Grupo Inmobiliario en enero, la venta sobre plano regresa al mercado tras desaparecer en 2008. En julio, Solvia, la plataforma de activos inmobiliarios de Banco Sabadell, lo ratificó.

La foto fija territorial se repite en los datos que periódicamente ofrece el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Alicante. Casi la mitad de los inmuebles que se inician en su diversa modalidad (edificios en propiedad horizontal, chalets aislados o bungalós aparejados) se están construyendo desde enero en dos municipios: Torrevieja y Orihuela, especialmente en su término municipal costero.

En la ciudad de la sal, los promotores han obtenido ya 533 visados para obra nueva hasta julio y los de Orihuela 403. Además, Pilar de la Horadada con 224 y Elche con 252 ya superan ampliamente a la capital alicantina. No obstante todo, Alicante ha dejado de ser un cadáver del ladrillo tras el atracón del ‘boom’, como ocurrió durante el epicentro de la crisis, y ha empezado ya este año 204 viviendas, aunque son notables todavía los ‘stocks’ en los PAU de San Blas y Playa de San Juan.

Como destacan desde la patronal de promotores Provia y firmas privadas del sector como Grupo TM o Massa, especialmente implantadas en el área de más desarrollo de Torrevieja, Orihuela, Gran Alacant de Santa Pola o Arenales del Sol de Elche, es el perfil de cliente extranjero (al tradicional inglés se suma cada vez más el nórdico, belga, francés y ruso) el que realmente tira del carro. En muchos casos, como ocurre en TM en sus últimas promociones en Arenales del Sol, las ventas se realizan sobre plano y, en muchos casos, sin que el comprador se tenga que subrogar al crédito promotor al pagar al contado.

Aparte de estos municipios, el tradicional núcleo inmobiliario de Ciudad Quesada de Rojales, donde también opera Masa y otras firmas vinculadas a la familia Quesada, también cobra protagonismo por la aparición de grúas en el paisaje urbano. 185 visados han sido otorgados a este municipio. De los pueblos que no son del litoral sur de la Costa Blanca, destaca El Campello, donde se han iniciado 160 viviendas, Dénia con 68 unidades y La Vila Joiosa con 64. En Altea hay 45 construcciones nuevas y en Xàbia 24. La distribución territorial del resurgir inmobiliario es, no obstante, bastante regular, aunque no uniforme. De hecho, de los 62 municipios (de 141 que tiene la provincia) de tamaño medio o grande de la provincia y que incluye el listado del Colegio de Aparejadores, solo en 7 no hay reactivación este año. Se trata de Albatera, Catral, Elda, Los Montesinos, Ondara, Tibi, y Xixona. En estos pueblos no se ha empezado siquiera ni un chalet en suelo rústico aislado. Al menos, de modo legal.

Pero lo mejor para el sector promotor en este ejercicio está por llegar. Los aparejadores realizan una proyección para final de año en la que se prevé iniciar 3.872 casas, nada menos que un 41% más que en todo el año 2014. Solo en Torrevieja, foco de la estabilización inmobiliaria tras la crisis, están previstas 813 viviendas, frente a las 582 de este año. Hasta el 31 de julio, ya se han iniciado 533 edificaciones. En la capital alicantina se superarán las 300 unidades y en Elche (gracias al tirón de Arenales del Sol) casi se alcanzarán las 400. Visto con perspectiva, el momento dulce habla de clara reactivación del sector. No se llega ni se llegará, dice Provia, a niveles anteriores de la crisis. Pero se acabará el año con la mayor cifra desde 2008.

Fuente de la información periodico la verdad Alicante

¡Recibe gratis las mejores ideas y novedades sobre diseño!

Noticias y consejos sobre reformas y diseño de expertos en el sector publicadas semanalmente

¡Te has registrado perfectamente a las noticias de diseño!

Pin It on Pinterest