El plan se denomina Renhata y ha sido presentado esta mañana en el Palau de la Generalitat por el president del Consell, Ximo Puig y los consellers de Vivienda, María José Salvador, y de Economía, Rafael Climent, junto a miembros de la Mesa de Rehabilitación y representares de sectores como la cerámica o la construcción.

Reformar cocinas o cuartos de baño, adaptar la accesibilidad de las casas y sustituir las calderas o ventanas. Ese es el objetivo que persigue el nuevo Plan de Reforma Interior de Viviendas de la Generalitat, que cuenta con cuatro millones de euros para que unas 3.000 familias de la Comunitat Valenciana puedan acceder a subvenciones para mejorar la calidad de sus viviendas.

img-plan-renhata-2017-805x302

Las ayudas las podrán solicitar propietarios, inquilinos o usufructuarios de vivienda. Pero aún hay que esperar un poco. Las bases se publicarán a finales de este mes y la convocatoria que se publicará en marzo. La tramitación será telemática. Eso sí, se subvencionarán las obras que se inicien desde el 1 de enero y acaben antes del 15 de octubre de 2017.

Estas ayudas económicas favorecerán la intervención en el interior de las viviendas, lo que complementa a las ayudas reguladas por el Plan Estatal de Vivienda, que ofrece ayudas para intervenir en los elementos comunes de los edificios de viviendas. Con todo ello se pretende impulsar la mejora de los edificios de viviendas ubicados en la Comunitat Valenciana y la actividad económica del sector de la construcción.

El próximo lunes, 20 de febrero, se darán a conocer los detalles de la convocatoria RENHATA 2017 y de otras ayudas para la rehabilitación y regeneración urbana, en la jornada inaugural de CEVISAMA.

Ahora bien, para poder acceder a las subvenciones, la vivienda debe estar en un edificio construido antes de 1996 y las obras subvencionadas deben tener un presupuesto mínimo de 2.000 euros y un máximo de 12.000. El porcentaje de la ayuda será de un 35%, es decir, que cada familia recibirá un máximo de 4.300 euros. Las ayudas incluyen la obra civil, sanitarios, revestimientos, grifos, muebles de cocina e instalaciones, y no abarcan los electrodomésticos, las placas de cocción, los hornos ni los extractores de humo. Se puede incluir en el presupuesto el coste de las obras, honorarios de profesionales, el coste de redacción de proyectos, informes técnicos y los certificados necesarios.

El plan contempla también la supresión de barreras arquitectónicas. Sin embargo, en las obras de accesibilidad para adaptar las viviendas a personas con diversidad funcional no se requerirá una antigüedad concreta ni en el vivienda ni en el edificio.

Fuente: Levante mercantil Valenciano


90x90 circulo blanco

¡Recibe gratis las mejores ideas y novedades sobre diseño!

Noticias y consejos sobre reformas y diseño de expertos en el sector publicadas semanalmente

¡Te has registrado perfectamente a las noticias de diseño!

Pin It on Pinterest